Buscar este blog

Translate

martes, 26 de enero de 2016

Naranjas aliñadas con pasas moscatel

Esta receta sale de un postre que hace una de mis hermanas, y que hace poco, hablando del tema, lo mencionó. Ella tomaba las naranjas con sal, aceite de oliva virgen extra y parte de su zumo. 

Yo le he dado una vuelta de tuerca, utilizando una sal rosa pero con un toque de vino de Málaga. Le he añadido Pasas Moscatel, de mi Axarquía malagueña en concreto del pueblo de El Borje, con toda su calidad #SaboraMalaga  y  la  DO Pasas de Málaga. Además tenía fresas del terreno, del pueblo de Algarrobo: pequeñas y dulces, una delicia. Y la excepcional miel de Cómpeta, que combina perfectamente con todo el conjunto. Así que no me lo pensé dos veces y dejé que la imaginación volara. ¿Queréis saber el paso a paso? Pues a lavarse las manos que nos metemos de lleno en la cocina.

Ingredientes:
- 1 naranja por persona.
- Pasas Moscatel 
- Fresas
- Sal rosa al vino de Málaga
- Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
- Pelamos las naranjas "al vivo": cortando los dos extremos y con la ayuda de un cuchillo muy afilado, vamos pelando los laterales quitando toda la piel blanca que tiene. Tras hacer esto, con el mismo cuchillo, vamos cortando los gajos dejando el pellejo en la naranja. Los gajos limpios de piel los vamos colocando sobre un plato o fuente.
- Quitamos los rabitos a las pasas y partimos por la mitad. La vamos repartiendo entre los gajos a nuestro gusto.
- Lavar y secar las fresas. Quitar el rabito y partirlas en trozos similares a las pasas. Repartir al gusto por el plato. Repartir un hilo de miel sobre todo el plato.
- Con lo que nos haya quedado de la naranja tras sacar los gajos, exprimimos sobre el plato para sacar el posible zumo que tenga. Poner un poco de sal rosa al vino moscatel sobre todo el plato, y rociar todo con aceite de oliva virgen extra, como si estuviéramos aliñando una ensalada. 
- Servir enseguida. 

Nuestras naranjas aliñadas listas para degustar.


Los ingredientes de esta receta.


Así pelamos las naranjas. Para sacar los gajos, cortar entre los hilos
blancos que se ven entre ellos.


Todo listo para cargarnos de vitaminas con un sabor delicioso.