Buscar este blog

Translate

domingo, 31 de enero de 2016

Pinchos de panceta de cerdo en salsa de queso de cabra

Esta receta la vi estas Navidades en Canal Cocina, en el programa "Un trío en la cocina". Pero servían los pinchos de panceta, sumergidos en la salsa de queso y me parecía un poco "demasiado". Así que, teniendo de base esta idea que me conquistó nada más verla, la he tuneado a mi gusto.

A la hora de comprar la panceta, mejor si es ibérica, pedir al carnicero que además de cortarla en tacos de 2 o 3 dedos de grosor, os quite la corteza externa. A la plancha no se cocina bien y suele ser difícil de pinchar.

Yo he utilizado unos pinchos pequeños de bambú, muy vistosos, con un nudo en el extremo superior. Son muy fáciles de encontrar en grandes superficies y tiendas de especias, aunque cada vez es más común tenerlos en bazares y en muchos comercios.

Para la salsa de queso, he utilizado queso de cabra curado que tenía metido en aceite de oliva virgen extra, de variedad Verdial. Pero esto va al gusto. A mí me gusta mucho los quesos fuertes, y sobre todos en salsas que siempre se les rebaja el sabor. Pero por ej. en el programa de Canal Cocina, utilizaban queso de Idiazábal y mozzarella ahumada. 

Dejemos de hablar y pasemos a la cocina ¿me acompañas? Ya veréis como esta receta será habitual en vuestro recetario de casa.

Ingredientes para 4 personas:
- 500 grs. de panceta ibérica cortada a dados gruesos.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal negra en escamas.
- 150 grs. de queso de cabra curado.
- 2 lonchas de queso tipo tranchetes (para ayudar a espesar la salsa).
- Medio vaso de leche aproximadamente.

Preparación:
- Pinchar los tacos de panceta en las brochetas y reservar.
- Cortar el queso en trozos pequeños y ponerlo en una jarra apta para microondas (lo podemos hacer también en un cazo al fuego suave). Añadirle las lonchas de tranchetes y cubrir ligeramente con la leche. Poner a hervir hasta derretir el queso (nos podemos ayudar con la batidora) y quede una consistencia cremosa. Reservar.
- Encender una plancha o sartén a tope de calor y dorar la panceta por cada lado con un hilo de aceite de oliva virgen extra. 
- Sobre un plato o fuente amplia, poner los pinchos de brochetas. Rociar los pinchos con salsa de queso bien caliente, y un poco de sal negra en escamas. El resto de la salsa, ponerla en un cuenco con un poco de sal negra en el centro, por si algún comensal se quiere añadir más.
- Servir enseguida y ¡a disfrutar!

Nuestros pinchos listos para servir.



Un primer plano de los pinchos de panceta.


Esta salsa de queso está deliciosa con cualquier cosa que se le ponga.