Buscar este blog

Translate

sábado, 27 de febrero de 2016

Potaje de garbanzos con arroz

 Hoy os traigo un potaje muy fácil de hacer, rico y de esos que reconfortan cuerpo y espíritu. Además es rápido porque vamos a utilizar la olla exprés tradicional para ello. Perfectamente lo podríamos hacer en cazuela tradicional, pero de esta forma, sale también delicioso y ganamos un tiempo extra que siempre viene bien en la cocina ¿verdad?

Para que la gente menuda nos proteste, hemos triturado todo el sofrito inicial. Aunque la zanahoria, apio y nabo se guisan con los garbanzos, no hace falta triturarlos una vez cocidos, ya que todo su sabor lo han aportado en el caldo de la cocción. Yo he utilizado un arroz redondo vaporizado, que no se pasa, con lo cual, queda más entero que el arroz redondo tradicional.

Pero metámonos en faena que este plato se cocina rápido y yo no os voy a entretener leyendo. A lavarse las manos y colgarse el delantal, que nos vamos para la cocina.

Ingredientes para 6 personas
  6 puñados de garbanzos secos + 1 puñado para la olla.
  3 o 4 puñados de arroz redondo vaporizado (según el caldo que tengamos).
-   1 cebolla grande.
-  La parte blanca de un puerro. 
-  Medio pimiento rojo. 
 2 zanahorias grandes. 
- 1 nabo  
-  1 rama de apio blanco  
-  1 tomate natural grande  pelado.
-  Aceite de oliva virgen extra
-  1 hueso fresco que nos pueda dar el carnicero: espinazo, paletilla, etc.
-  1 muslo +  contra muslo de pollo sin piel.
-  1 morcilla ibérica
-  Especias al gusto: comino, ajos, laurel, pimienta.

Preparación:
 La  noche anterior tendremos los garbanzos en remojo con agua fría, y bien cubiertos, para que no falte agua mientras se hinchan. Estarán en remojo entre 12h aprox.
 En  una olla exprés (o cazuela si lo vamos hacer tradicional), ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra, y rehogamos en él la cebolla y el puerro picados. Salamos para que “suden”. Cuando hayan perdido color y estén blanditos, añadimos el pimiento rojo y seguimos rehogando. Incorporar el tomate pelado y troceado y dejar sofreír todo.
 Añadir el agua de remojo de los garbanzos y pasar todo por la batidora, para triturar el sofrito. Incorporar el nabo, apio y las zanahorias peladas, el hueso fresco y el muslo de pollo con el contra muslo.   Si hiciese falta, añadir un poco más de agua. Rectificar de sal y añadir las especias. Poner a hervir a fuego fuerte.
Cuando el agua esté hirviendo, añadir los garbanzos. Dar un hervor y tapar la olla. Cuando la válvula de seguridad eche vapor, contar 30mnts y bajar la potencia del fuego a la mitad. Dejar salir todo el vapor de la olla antes de abrirla.
- Abrir cuando no haya ya presión y retirar las carnes, el hueso fresco, el apio, nabo y zanahorias. Probar de sal y rectificar si hiciese falta. Añadir la morcilla y el arroz, añadiendo agua caliente si se hubiese quedado el guiso con poco caldo.
- Volver a tapar la olla exprés y contar 5mnts desde que eche vapor la válvula, volviendo a bajar el fuego a la mitad. Quitar la válvula y dejar que salga todo el vapor antes de abrir la olla.
 Retirar la morcilla y partirla en rodajas finas. Reservar aparte.
 Con el muslo y contra muslo que tenemos guisado, lo vamos desmenuzando y partiendo en trozos pequeños.  Servimos en platos soperos, con trozos de pollo desmenuzados y rodajas de morcilla ibérica.

Dos vistas de este plato listo para meterle la cuchara. Espero que os guste.