Buscar este blog

Translate

lunes, 4 de abril de 2016

Ensalada templada de queso y Grandes de Apiane blaco

Hoy os traigo una ensalada templada, muy de primavera, y que además admite muchas versiones. Yo os presento la versión más básica y fácil. Pero a esta versión se le puede añadir más cosas como por ejemplo:
  Frutos secos, que yo no se lo he añadido porque una de las personas que comía, era alérgica. Pasados por el aceite que luego pondremos el queso, conseguimos un ligero toque tostado y estén también templados.
-       Dados de pan frito o tostados.
-       Ponerle unos dados de manzana verde con su piel.
-       Un aliño con vinagre balsámico, en vez del limón que hemos utilizado.

Como veis, es un poco la imaginación al poder…. Dejar la mente abierta a las sugerencias que nos quiera dar para nuestra ensalada templada de queso de cabra, y seguro que estará buenísima.

¿Y con qué la acompañamos? Pues ni nada más ni nada menos que un EXTRAORDINARIO (sí así en mayúsculas) vino blanco, joven y afrutado de Moscatel de Málaga: GRANDES DE APIANE BLANCO JOVEN. Es un vino fresco, que nos recuerda a fruta y que nos deja un post gusto largo e intenso. Su color es pálido con ciertos reflejos verdes. Se recomienda tomarlo a 7ºC para degustarlo en todo su esplendor. Decir que Grandes de Apiane Blanco Joven es un vino con la D. O. Sierras de Málaga y es de las bodegas Tierras de Mollina, la más premiada de la provincia de Málaga. Os dejo en enlace a su web, para que la conozcáis más con sólo pinchar  AQUI

Pues ya que tenemos el vino frío ¿pasamos a la cocina? Pues a lavarse las manos que la mesa está puesta y hay hambre.

Ingredientes para 4 personas:
1 bolsa de ensalada variada, que en este caso lleva mezcla de lechugas, col lombarda, zanahoria rallada..
-  1 o 2 aguacates
-   Aceitunas aloreñas (las 1ª aceitunas de mesa con DO)
-   Queso de cabra en rulo
-    Aceite de oliva virgen extra
-   Harina para rebozar
-   Limón y sal a gusto
- 1 botella de Grandes de Apiane Blanco Joven frío

Preparación:
-       Sobre una fuente plana y amplia, ponemos nuestra ensalada bien extendida.
-       Cogemos un puñado de aceitunas aloreñas partidas, y les quitamos el hueso (más cómodo para comer). Las repartimos como más nos guste sobre la ensalada.
-       Partir el aguacate a lo largo. Quitar la  piel como si fuera un plátano y con la carne, hacer lonchas finitas. Rociar un poco de limón sobre ellas para que no se pongan oscuras. Repartir sobre la ensalada.
-       Hacer unos medallones con el rulo de queso de cabra, de 1 o 2 dedos de grosor, desechando los extremos que tienen la corteza. Pasarlos ligeramente por harina de repostería (que es muy fina) y reservarlos.
-       En una sartén poner un fondo de aceite de oliva virgen extra. Yo os recomiendo la variedad Verdial, suave y afrutado, que combina muy bien tanto con la ensalada como con nuestro Grandes Apiane Blanco Joven. Cuando el aceite esté caliente, pasar los medallones de queso por el aceite. Es algo muy rápido, tan sólo se trata de templar el queso, que al estar pasado por harina, evitaremos que se nos derrita con más facilidad. En apenas unos segundos le damos la vuelta y dejamos calentar por el otro lado. Sacar en cuanto veamos que el queso se empieza a derretir y colocar sobre la ensalada.
-       Con el aceite que nos ha quedado de pasar el queso, lo aprovechamos para el aliño. Podemos añadir el zumo de limón en ese aceite, y un poco de sal, removemos y regamos sobre la ensalada.
-       Servir el vino y comer enseguida la ensalada. ¡ Buen provecho !

Foto resumen de esta receta con maridaje de Grandes de Apiane Blanco Joven


Vista de la ensalada lista para servir


Primer plano dela ensalada


Grandes de Apiane Blanco Joven servido en 
una copa muy malagueña con una biznada grabada.


¿Empezamos por el vino o por la ensalada? 
Os lo dejo a vuestra sabia elección.