Buscar este blog

Translate

viernes, 24 de junio de 2016

Mil hoja de tomate queso de cabra y pesto malagueño

Hoy os traigo un aperitivo, entrante, ensalada.... o como lo queráis denominar muy fresco, vistoso y delicioso. Se prepara en apenas 5mnts y nos permite tener en la nevera el queso y tomates bien fríos, y la salsa que se hace en 1mnt. Además el utilizar el queso de cabra fresco, en vez de un queso blanco de vaca o la famosa mozarella italiana, le va a dar un toque muy especial a nuestro plato.

Todos conocéis el famoso pesto italiano, hecho con albahaca fresca, piñones y aceite de oliva virgen extra. Yo le he querido dar un toque malagueño utilizando almendras de Málaga, que en esta ocasión, ya las he comprado fritas y ligeramente saladas. Además la hierba aromática la he cambiado por perejil cultivado sin químicos, que me trae un buen amigo. Y para rematar el toque malagueño, lo he aderezado con un #AOVE de Mondrón, pueblo de la alta #Axarquia malagueña, de variedad Verdial que es suave y afrutado y combina muy bien, en mi humilde opinión, para esta salsa y que tiene la garantía de calidad de #SaboraMalaga

Las cantidades van un poco a ojo, según la cantidad que queráis hacer. También deciros que si os sobra salsa, pues la podéis conservar en el frigorífico, en vaso de cristal por ej, y tapada con un film de cocina. Puede ser un aderezo para una ensalada, la salsa de un pescado o filete a la plancha, utilizarla en un guiso en los últimos 5mnts (por ej un estofado o un pollo en cazuela).

Dejémos de hablar, nos lavamos las manos y pasamos a la cocina, que esta receta es rápida y no vamos a perder tiempo hablando ¿verdad?. Espero que os guste.

Ingredientes para 4 personas:
- 4 tomates maduros pero duros.
- 1 pieza de queso de cabra fresco.
- 1 buen puñado de perejil fresco. Yo sólo utilizo las hojas, sin tallos.
- 1 puñado de almendras de Málaga fritas y tostadas. Esto va al gusto. Le darán espesor a la salsa y ese toque crujiente. Si os gusta sólo que se note, con 50grs serán suficiente y si os gustan las salsas crujientes, con 100grs aprox. puede valer.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal y zumo de limón a gusto.

Preparación:
- Lavar y secar los tomates y el perejil. Reservar.
- En una jarra, poner las hojas de perejil, las almendras, un poco de sal (recordar que las almendras ya llevan sal), un poco de zumo de limón (refrescará el sabor del plato y conservará el color verde de la salsa) y aceite de oliva virgen extra. Batir hasta obtener una mezcla homogénea y las almendras estén trituradas. No importa si hay algún trozo un poco más grande.
- Lonchear los tomates, desechando la base y la parte superior del tallo. Hacer rodajas similares, para hacer el efecto "mil hoja" o como si fuera una lasaña. Reservar.
- Partir el queso para poner encima de las rodajas de tomates. Si salen rodajas grandes, partirlas por la mitad o en 4 trozos. Reservar.
- En una fuente amplia y plana, poner una capa de rodajas de tomates, otra capa de queso y volver a repetir. Si sobrara algo de queso, se puede trocear por encima de cada mil hoja. Poner un poco de salsa en cada mil hoja y el resto, poner aparte por si alguien se quiere servir más. Listo para llevar a la mesa y disfrutar de este plato.

Resumen de esta refrescante receta.


La base del pesto malagueño: perejil, almendras y AOVE de Mondrón


Tomates y queso de cabra listo para meterles el cuchillo.


El pesto malagueño listo para servir.


La bandeja en la mesa. Unos mil hoja con salsa y otros no para 
que podáis ver como quedan.