Buscar este blog

Translate

miércoles, 24 de agosto de 2016

Calamar a la plancha

Hoy os traigo uno delos platos que más le gusta a mi hija pequeña, especialmente, aunque nos encanta a toda la familia: calamar a la plancha. Y lo pongo así en singular porque con un calamar como el que acompañan las fotos de esta entrada, comen unos pocos..... Pesaba mi amigo algo más de 500grs. Me llevé de la pescadería 2 piezas, y entre los dos, casi llego al 1.250grs.... con eso os lo digo todo. Aunque es fácil encontrarlo en cualquier época del año, si no hubiese en vuestra pescadería, tenemos la opción de comprarlo congelado. Esta última opción además es la más cómoda ya que suelen venir limpios y listos para cocinar. Su sabor no será congelado igual que fresco, pero suele ser algo más económico y ya limpio. Todo tiene su pro y su contra ¿verdad?.  Será tan fácil de cocinar como dejarlo descongelar en el frigorífico sobre una rejilla para no perder la cadena de frío. Una vez descongelado, cocinarlo como tengamos pensado hacerlo, igual que si fuera fresco.

Los calamares son muy recomendables en dietas de control de peso, porque apenas tienen unas 80kcal / 100grs. Tienen proteínas de altísima calidad y muy bajo contenido en grasas. Por sacarles alguna "pega" o "defecto", diremos que para las personas que tienen que controlar los niveles de colesterol en sangre, no es aconsejable tomarlo más de 1 o 2 veces por semana y hacerlo siempre cocinado o a la plancha, antes que frito / rebozado. Entre los beneficios que nos aportan están Minerales como: Potasio, Zinc, Fósforo, Hierro, Magnesio y Manganeso. Del grupo de Vitaminas hablamos de: A, E y varias del grupo B.

A mí me gusta "pelarlo" para cocinarlo. Es fácil de quitar la piel rosácea que trae. También me gusta dejar el tubo (el cuerpo) aparte de la cabeza, que limpio y dejo sólo los tentáculos. Para limpiar el interior del calamar, es tan sencillo como darle la vuelta, como si fuera un calcetín.

Con todas estas propiedades, vamos a pasar a cocinarlo de una forma sana y sencilla pero tremendamente deliciosa. ¿Me acompañas a la cocina? Pues toca lavarse las manos y colgarnos el delantal.

Ingredientes para 4 - 6 personas:
- 1kg de calamares.
- Sal gorda o en escamas.
- Ajo y perejil fresco picados lo más menudo posible (es mejor quitar el germen interior del ajo, para evitar que repita en la comida).
- Aceite de oliva virgen extra, que os recomiendo el amplio y sabroso abanico de #AOVE que hay bajo el sello de calidad #SaboraMalaga

Preparación:
- Limpiar el calamar de la piel rosa externa,y de las tripas y el cartílogo central que tiene, que hace que mantenga esa forma recta. Lavar y secar bien. Reservar.
- Tener preparado la picada de ajo y perejil fresco. Lo podemos tener ya hecho con antelación y mezclado con aceite de oliva virgen extra. Os cuento como hacerlo en esta entrada del blog:   AQUI
- En una tabla de asar o sartén amplia, la ponemos a calentar a fuego máximo. Yo os aconsejo no echar nada de aceite para engrasarla, porque formará mucho humo.
- Poner el calamar en la plancha caliente y dejar unos 3 - 5 minutos que se haga por ese lado a fuego fuerte y luego dar la vuelta por el otro lado. La parte de la cabeza y tentáculos, al ser más pequeñas, se nos hará antes.
- Una vez dorado por ambas caras, servir en una fuente amplia y rociar con aceite virgen extra y el majado de ajo y perejil. Poner unas escamas de sal sobre el calamar y servir enseguida.

Un primer plano de nuestro calamar antes de servir:


De cuerpo entero, nuestro calamar luce así de bien:



Y aunque sea la última foto, recuerda que todo comienza aquí: