Buscar este blog

Translate

martes, 9 de agosto de 2016

Gazpacho de los tres golpes

Alfarnatejo es un pueblo enclavado en la Axarquía malagueña. Desde su altura, también se le conoce como "los Pirineos del Sur", nos ofrece unas vistas únicas de la bella comarca malagueña. Pinchando  AQUI  podéis descubrir más encantos de este bello pueblo. En el 1º fin de semana de Agosto, ofrece a sus visitantes la fiesta del Gazpacho de los tres golpes. Se regala un tazón de barro a los visitantes, con esta rica sopa fría en su interior. ¿De dónde viene el nombre de los tres golpes? Pues se refiere a los 3 ingredientes del aliño, que hay que saber administrar. la sal, el vinagre y el aceite de oliva virgen extra. Se dice en el pueblo que la fórmula "mágica" de estos tres golpes, se resume en: tacaño con el vinagre, prudente con la sal y generoso con el aceite de oliva virgen extra. Tener en cuenta, como todos los aliños que se dejan reposar, que los sabores "suben" en el reposo. Lo que ahora, recién hecho, puede estar soso, pasadas 2h por ej., puede resultar el punto exacto de sal.

A diferencia del gazpacho tradicional, esta receta lleva todos los ingredientes picados lo más menudo posible. Va regada con agua, para tomarlo como sopa, y como todo gazpacho, necesita de su reposo en la nevera para degustarlo bien frío y que cumpla su misión: mitigar la caló (como decimos en Málaga).

Pero nos dejamos de charlas y nos metemos en la cocina. Acompáñame que nos colgamos el delantal y empezamos a preparar este rico y refrescante gazpacho.

Ingredientes para 6 personas aprox.
- 1kg de tomates maduros
- 2 o 3 pimientos verdes (según tamaño)
- 1 o 2 pepinos (según tamaño)
- 1 cebolleta o cebolla mediana
- 1 tacita (de café = 100ml aprox.) de aceite de oliva virgen extra. A mí me gusta utilizar una variedad sin filtrar, que es más espesa y de sabor más intenso. Pero os recomiendo cualquier variedad del rico aceite de oliva malagueño que recoge #SaboraMalaga
- Vinagre de vino
- Sal fina
- Agua
- 1 o 2 ajos, sin el germen interior.
Para decorar: unas hojas de albahaca o hierbabuena y unas aceitunas aloreñas.

Preparación:
- Lavar muy bien los tomates, pimientos, cebolla  y pepinos. La cebolla mojada, hace llorar menos (al menos a mí).
- En una fuente amplia, picamos fino la cebolla y ajos. Seguimos troceando los tomates, siempre haciéndolo lo más pequeño que podamos.
- A los pimientos se les quita la cabeza con todas sus semillas, se hacen tiras a lo largo y pica menudo.
- A los pepinos se les quita los extremos, y la piel se pela a tira, dejando el pepino como si tuvieses rayas blancas y verdes. La piel del pepino ayuda a que sea más digestivo. De ahí el no quitarla toda.
- Todos los ingredientes se van echando a la fuente donde vamos a dejar el gazpacho preparado.
- En un vaso / cuenco aparte, disolvemos la sal en el vinagre y añadimos el aceite de oliva virgen extra. Removemos para emulsionarlo y hacer un aliño en crema, que añadiremos a la fuente. Regar todo con agua, hasta obtener una consistencia de sopa (aproximadamente es 1 litro de agua). Remover todo bien y dejar reposar tapado con un film de cocina, en la zona más fría de la nevera al menos 2h.
- Para servir, remover el gazpacho bien y rectificar el aliño si hiciese falta. Repartir unas hojas de albahaca fresca o hierbabuena, para darle un punto de frescor extra. Acompañar de unas aceitunas aloreñas (toque personal, que no está incluido en la receta original, y que a mí me resulta muy rico). ¡Buen provecho!

Resumen de esta receta.



1º plano de un plato de gazpacho servido.


La sopera con el gazpacho listo para servir.