Buscar este blog

Translate

viernes, 23 de septiembre de 2016

Quinoa con setas y alioli

La quínoa es uno de esos "nuevos" alimentos que ha llegado para quedarse en nuestras cocinas. Muchos dicen que es un cereal, pero no es cierto. Pertenece a la misma familia que las espinacas o acelgas, pero se le asocia a los cereales por su composición y forma de cocinarlo.

Está llena de ventajas: no tiene gluten, es de fácil digestión, alto valor en proteínas, tiene poco índice glucémico (muy interesante para los diabéticos o personas con el azúcar en sangre alta), rico en fibra soluble e insoluble, contiene calcio, hierro, vitaminas del grupo B, magnesio, se puede preparar tanto en recetas dulce como en saladas y también existe la harina de quínoa ¿se puede pedir más?

La forma de prepararla es muy sencilla. Hay que lavarla bien antes de cocinarla, para que pierda una sustancia que tiene en la superficie y que se llama  "saponina". Y ya que la tenemos lavada y escurrida, vamos a meterle mano cocinándola ¿lo hacemos juntos?

Ingredientes para 2-4 personas
- 100grs de quínoa seca
- 50grs de setas (media bandeja, aprox, de las que sueles encontrar en cualquier comercio).
- 1/2 cebolla.
- 1 diente de ajo sin germen interior.
- Aceite de oliva virgen extra, que he utilizado la variedad Verdial que se cultiva en la #Axarquia malagueña con todo su #SaboraMalaga
- Tomillo, pimienta molida y sal fina.
- Agua para cocer.
- Alioli al gusto.

Preparación
- Como ya hemos explicado, lavar generosamente la quínoa bajo el chorro del agua. La podemos poner en un colador y así luego escurre fácilmente antes de cocinarla.
- Ponerla en una olla con agua, unos 2 dedos por encima de su nivel, con sal y un poco de tomillo. Dejar cocer a fuego suave, desde que hierva, unos 15mnts o hasta que se haya consumido el agua. Tiene que hincharse los pequeños granos de quínoa y que veamos que ha salido su germen blanco.
- Mientras que se cuece la quínoa, picar lo más fina posible media cebolla y un diente de ajo, y rehogar a fuego suave en una sartén con #AOVE. Salpimentar todo ligeramente. Cuando la cebolla esté blanda y transparente, añadir las setas troceadas y rehogar con un pellizco de tomillo seco.
- Cuando veamos que las setas están casi hechas, añadir la quínoa y dar a todo unas vueltas, para que se mezclen los sabores.
- Para servir, yo he puesto todo en un cuenco y le he dado la vuelta sobre un plato de pizarra, acompañado de alioli. Poner un pellizco de tomillo sobre todo el plato a modo de decoración y servir enseguida. Es ideal para acompañar cualquier plato a la plancha.

SUGERENCIA:
- Podemos escurrir lo que quede de agua una vez cocida, refrescar, ponerle un hilo de aceite de oliva virgen extra y guardar en la nevera para consumir en otra ocasión. Aguanta 2-3 días.
- Este plato combina muy bien con unos espárragos trigueros / calabacín salteados.



El salteado listo para consumir, con un trozo de seta en 1º plano.
Espero que os guste.