Buscar este blog

Translate

domingo, 2 de octubre de 2016

Bloody Mary sin alcohol

El verano parece que se resiste a marcharse. Pero aunque no haga buen tiempo ¿a quién no le apetece un cóctel, fresco, lleno de vitaminas e ideal para tomar en el aperitivo? 

Pues hoy traigo uno de los grandes clásicos en cocteles: Bloody Mary. Mi versión es sin tequila, pero ahí está como opción para quien quiera ese toque de alcohol. Tampoco lleva la salsa inglesa, típica de este coctel pero que a mí particularmente, no me agrada demasiado. Y os digo lo mismo: lo dejo como opción para quién le apetezca ponerla. Sé que unas gotas por copas no son mucho, pero es ese toque que a mí me deja un toque desagradable.

Se puede elaborar con tomates naturales, si tenéis licuadora. Pero yo he utilizado un excelente zumo de tomate ecológico. También las naranjas y limones son "caseras" como yo les digo, las naranjas de la finca de un amigo que las cultiva sin químicos y el limón que tengo en el jardín de casa. Pero no me enrollo más, nos lavamos las manos y nos metemos de llenos en la cocina, que sino, se calienta este rico Bloody Mary Sin Alcohol y no es plan ¿verdad?

Ingredientes para  4 personas (según el tamaño de los vasos):
- 200ml de zumo de tomate ecológico.
- 100ml de zumo de naranja natural sin pepitas.
- 50ml. de zumo de limón.
- Sal, pimienta negra molida y tabasco al gusto.
- Hielo picado.
- Pepinillo picante para adornar.
- Opcional: unas gotas de salsa inglesa al gusto.

Preparación:
- Es bueno tener los ingredientes fríos con antelación.
- En una jarra amplia (o coctelera si tenéis) poner todos los ingredientes con un poco de hielo. Remover bien para mezclar todo.
- Servir en vasos bajos con hielo picado. Acompañar de un pepinillo picante. 
- Servir enseguida. 
** NOTA: Se puede tener hecho con antelación y guardado en la nevera, listo para servir.


El cóctel listo para servir.


Un cóctel para refrescarnos y cargar vitaminas y auténtico 0,0% 
¿se puede pedir más?.