Buscar este blog

Translate

domingo, 23 de octubre de 2016

Tosta Axarquía

Se me apetecía hacer algo con aguacate para untar en una tostada (o tosta, como se le llama ahora) sin caer en el guacamole. Algo sencillo, fácil, con pocos ingredientes pero ricos. No se si lo he conseguido o no. En casa han dicho eso de ¿no hay más?. Digo yo que les habrá gustado ¿verdad?.

El aguacate es uno de los subtropicales de excelencia de la comarca de la Axarquía. La mayor parte de su producción se exporta a todos los lugares del mundo imaginables. Lo mismo va a Portugal, que Canadá o Australia. De los muchos beneficios que nos aporta, citaremos entre otros:
- Sus grasas suben el colesterol "bueno" (HDL) y baja el "malo" (LDH)
- Es rico en fibras saciantes, fortalece el sistema inmunológico y es cardiosaludable.
- Contiene 10 ácidos grasos, 17 aminoácidos, 10 vitaminas y varios minerales esenciales para nuestro organismo como el Zinc o el Potasio.
- Regula los niveles de azúcar en sangre, siendo adecuado su consumo para personas con esos índices más altos o diabéticos. La única precaución en este caso, es no comerlo con frutas dulces o carbohidratos, como por ejemplo en una ensalada.

Se suelen comprar duros (que aún no están aptos para el consumo) y suelen madurar en 2 o 3 días como mucho. Si queremos acelerar este proceso, no hay nada más que envolver un aguacate con una manzana o un plátano, en papel de periódico y en apenas 24h lo tendremos maduro y apto para utilizar. En la nevera, una vez maduros, se pueden conservar 2 o 3 días, pero recordar que es fruta tropical y que el frío no le sienta bien. Colocarlo en la zona menos fría de la nevera, para que no se pongan negros por las bajas temperaturas.

Si os estáis preguntando el porqué del nombre de esta receta, es porque menos la sal y la pimienta, los demás ingredientes utilizados, son de la Axarquía. Pero vamos a dejar la charla aquí y hacer esta receta. Si la queréis con una consistencia más espesa, sólo tenéis que quitar las pepitas al tomate. Vamos a la cocina ¡ya!

Ingredientes para 4 personas:
- 1 aguacate grande.
- 1 tomate mediano.
- Zumo de limón.
- Aceite de oliva virgen extra, que os recomiendo el #AOVE de Mondrón que he utilizado con todo su #SaboraMalaga
- Sal fina.
- Surtido de pimientas molidas (que ya viene en botes las distintas pimientas con el tapón molinillo para moler directamente).
- Tostadas de pan, que en mi caso venía el pan caliente de la panadería, y no lo hemos tostado.

Preparación:
- Pelar los tomates y picar lo más fino posible, o también se pueden rallar directamente . Si lo queréis más espeso, quitar las pepitas. Poner en un cuenco hondo.
- Partir el aguacate por la mitad y quitar la piel. Es muy fácil y desde un extremo, es tirar de ella, como si fuera la piel de un plátano. Quitar el hueso también y picar con el cuchillo lo más pequeño que podamos. Añadir a los tomates.
- Añadir zumo de limón para evitar que el aguacate se ponga negro. Poner sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra. Remover todo bien y probar el aliño. Se puede guardar en la nevera unas horas, cubierto de plástico de cocina, que pondremos en contacto directo con este aliño. 
- Para servir, tostar unas rodajas de pan y poner un poco nuestro preparado encima. También se puede servir las tostadas de pan y en un cuenco aparte, nuestro preparado para que cada cuál se sirva a su gusto. 
NOTA: si os gusta el picante, a este aliño va muy bien unas gotas de tabasco o una guindilla picada fina.

Ya tenemos el aperitivo listo para servir.


Esta es la foto de presentación que ha hecho una de mis niñas.
Aquí os la dejo para vuestro disfrute.