Buscar este blog

Translate

martes, 15 de noviembre de 2016

Alcachofas con panceta

Una de las verduras del otoño: las sanas alcachofas. Muy diurética, para hacer perder esos líquidos que tenemos acumulados y que tan pesados nos hacen, además de la fibra que nos aporta (entre otros beneficios), para limpiar a base de bien el organismo.

Yo hoy le he dado un hervor en cazuela, de forma tradicional. Pero también podríamos haber hecho este plato cociendo las alcachofas en el microondas (mirar como hacer las alcachofas al microondas pinchando  AQUI ). Y todas las hojas externas que hemos desechados, así como el pelar los tallos de las alcachofas, los podemos utilizar. Le damos un hervor de unos 10mnts a fuego medio. Luego colamos todo y podemos guardarlo en botes o  cuando se enfríe, en bolsas de hacer cubitos de hielo en casa, y así tenemos un riquísimo fondo de verduras para cualquier guiso. Si tuviéramos puerros, las hojas verdes que se suelen tirar, se puede aprovechar en este caldo.

Pero vayamos a la cocina, que vamos a comer muy pronto. A lavarse las manos y ponerse el delantal.

Ingredientes para 4 personas:
- 1kg de alcachofas (no os asustéis que se desperdicie mucho).
- 200grs de panceta cortada a dados o bacón. Ver que no tenga la corteza exterior, que no se come y es muy dura y molesta.
- Aceite de oliva virgen extra, que como ya me conocéis, siempre recomiendo las variedades de #SaboraMalaga por calidad y sabor.
- 1/2 cebolla picada fina.
- Agua  para cocer, y para el remojo, agua fría con hielos y mucho perejil.

Preparación:
- Antes de empezar a pelar las alcachofas, tendremos una fuente amplia con agua fría con hielo y mucho perejil fresco en el agua, así no se nos pondrán negras las piezas.
- Quitar las hojas externas del cuerpo de las alcachofas. Cortar también las puntas, que suelen estar de color morado / negro. Cuando lleguemos al corazón de la verdura, sumergirla en el agua fría con perejil. Proceder igual con todas.
- Cortar el tallo y pelarlo para quitar la capa exterior. Dejar también sumergido con el perejil. 
- Preparamos una olla agua y sal. Cuando hierva, meter los corazones de alcachofas (para que se hagan antes se pueden partir en 4) y los tallos pelados. El tiempo variará según el tamaño. Yo me guio pinchando con una brocheta en las zonas más duras de la verdura (en la base). Escurrir del agua de la cocción y reservar tapadas para que no se enfríen. El agua de cocción la podemos guardar para cualquier guiso que se necesite (añadirla a una paella por ej).
- En una sartén amplia dorar la cebolla ligeramente salada hasta que esté blanda (tener en cuenta que hemos cocido la verdura con sal y la panceta / bacón también lleva sal). Cuando la panceta se esté empezando a dorar, añadir las alcachofas y dejar unos minutos todo junto. A mí no me gusta dorar demasiado la panceta, porque según que tipos, son muy saladas a la hora de comer.
- A la hora de servir, disponer las alcachofas sobre la base de una fuente plana, junto con sus tallos. Por encima, repartir la cebolla y panceta rehogadas. Listo para servir y disfrutar.