Buscar este blog

Translate

lunes, 20 de febrero de 2017

Torta de Vélez

Es un dulce súper sencillo de hacer y riquísimo. Típico de Vélez-Málaga e ideal para un desayuno o merienda. Lo encontrareis en muchas pastelerías y panaderías, pero os voy a explicar cómo hacerlo en casa sin ninguna dificultad.

No se necesita ningún molde especial. De hecho, se hace sobre papel de horno, que ya va engrasado. Yo en la torta de la foto, sí le he puesto una base de las que se utilizan para las pizzas (molde redondo con la base perforada), porque me era más cómodo así que directamente ponerlo sobre la bandeja o rejilla del horno.

Las cantidades se miden por un vaso, y en función de ese vaso, saldrá más grande o pequeña la torta. Yo he probado algunas tortas con ralladura de naranja, aunque la receta original, no la lleva. Os lo dejo como opción por si os gusta. Y para conservarla, en el mismo papel de horno que está puesta, y se tapa con la parte que nos “sobra” conforme vamos comiéndola.

Pero pasemos a la cocina que esta torta se hace en un abrir y cerrar de ojos. ¿Me acompañas?

Ingredientes para 6 personas aprox. Tomando como medida 1 vaso (de los de agua por ej.):
1 vaso de aceite de oliva virgen extra
1 vaso de leche templada
1 vaso de azúcar + azúcar para la decoración
 2 vasos de harina de repostería
 1 cucharada sopera de ajonjolí y otra de matalahúva
 1 cucharilla (de postre) de levadura química tipo Royal
 Canela molida al gusto (yo le he puesto 1 cucharilla de postre). 
-  Almendras crudas peladas, picadas menudas (aprox. 50grs) + almendras crudas peladas enteras para la decoración (al gusto).

Preparación:
Precalentamos el horno a temperatura alta. Mientras tanto, vamos haciendo la masa.
El aceite de oliva lo calentamos 2mnts en el microondas y dejamos el ajonjolí y la matalahúva dentro, para que vayan soltando su aroma. Reservamos.
Calentamos el vaso de leche 1mnt en el microondas y reservamos.
En una fuente honda, ponemos el azúcar, canela y la harina tamizada junto con la levadura y mezclamos bien. Añadimos el aceite de oliva virgen extra, que estará aromatizado con el ajonjolí y la matalahúva, y las almendras picadas. Removemos todo bien hasta integrarlo.
Luego añadimos la leche y seguimos removiendo para evitar cualquier grumo. Tiene que quedar una masa como la de los bizcochos: ni muy líquida ni muy espesa. Como cada harina es distinta, si vemos que queda muy ligera, añadimos un poco más de harina. Si por el contrario quedara una masa muy seca que costara trabajo remover, añadimos un poco de leche templada.
- Sobre un papel de horno que tendremos sobre una bandeja de horno colocado, volcamos toda la masa, procurando que quede uniforme por todos lados. Decoramos con almendras crudas entera por encima, a nuestro gusto. Espolvoreamos generosamente con azúcar toda la superficie de la masa.
Hornear a 180ºC durante 20-30mnts con calor arriba y abajo, hasta que veamos la torta horneada (podemos pinchar en el centro, al igual que los bizcochos). Dejar enfriar por completo sin manipularla mucho. Una vez fría, está lista para comer.

La torta de Vélez lista para comer.


Así de esponjosa y jugosa queda por dentro.