Buscar este blog

Translate

sábado, 22 de abril de 2017

Tiramisú de fresa

Estamos en plena temporada de fresas. Y vamos hacer un tiramisú de fresas, rico y fácil y con un toque distinto al tradicional. No hemos utilizado café en esta preparación, por lo cual, si hay niños, puede ser que lo coman más fácil.

Estos son de los postres que hay que dejarlo reposar, para que se asiente bien la nata. Es muy calórico.... sí.... algún pecado tiene que tener. pero tampoco se trata de comerse uno solo la bandeja (aysh..... porque no nos dejan que sino..... ¿verdad?). El queso sí lo he utilizado desnatado, para quitar algo de calorías y sobre todo, grasa. 

Me ha pasado una cosa curiosa y os la quería comentar aquí. Tenía pocos palitos de bizcochos (la verdad que no sé cómo se llaman en realidad.... siempre en casa los llamamos así). Voy al super y mira por donde, se habían acabado.... Recordaba tener en casa una caja de galletas de canela y azúcar, y como son también crujientes, no me lo pensé 2 veces y les metí mano. Además estas galletas, al igual que los palitos de bizcochos que buscaba, no tienen frutos secos, por lo cual, podía comerlo un amigo de mi hija que venía a comer. Así que no estaba del todo tan mal.

El postre es muy fácil. Y si tenéis una batidora con accesorio de batir, para montar la nata, será mucho más fácil. Recordar que hay que comprar la nata que sea para "montar" que tiene al menos, un 35% de materia grasa. Y debe de estar muy fría, para ayudar a montar cuanto antes. El poner el recipiente donde la vamos a montar en la nevera un buen rato antes (o en el congelador), nos puede facilitar la tarea.

Pero nos dejamos de charla y nos metemos en la cocina directamente. ¿Me acompañas?

Ingredientes para 10 personas:
- 1kg de fresas maduras (aproximadamente).
- 500ml de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa).
- 400grs de queso de untar o cremoso (puede ser desnatado).
- Azúcar glas al gusto. Yo le he puesto unas 5 cucharadas soperas, pero no quería un excelso de dulzor.
- 1 cucharadita (de postre) de vainilla líquida.
- 1 paquete de galletas de canela y azúcar (Napolitanas).
- Chocolate en polvo (para hacer a la taza).
- El zumo de 1 naranja grande.
- Opcional: chupito de licor, que yo le he puesto, licor de naranja.

Preparación:
- Lavamos las fresas, sin quitarles el rabito y las dejamos escurrir. Reservamos.
- Exprimir la naranja para tener el zumo. Si queremos utilizar licor, lo mezclaremos con el zumo de naranja. Si van a tomar niños el postre, podemos calentar un poco el licor para que el alcohol se evapore y una vez frío, se mezcla con el zumo de naranja. Reservamos.
- En un cuenco amplio, ponemos la nata y con la ayuda de unas varillas, empezamos a montar. Vamos incorporando la vainilla líquida y el azúcar glas poco a poco. El punto de dulzor es personal y no conviene dejarlo excesivamente dulce. 
- Cuando tengamos la nata casi montada del todo, añadimos el queso crema y seguimos batiendo todo, hasta obtener una crema homogénea y cremosa. Reservamos.
- Las fresas las vamos quitando el rabito y partimos por la mitad. Reservamos.
- En una fuente rectangular, ponemos un fondo de galletas de canela para cubrir la base. Por los laterales, repartimos las mitades de fresa. Pintamos con zumo de naranja todas las galletas. A continuación, ponemos una capa de la crema de queso y nata, que cubra las fresas y las galletas. Con la ayuda de un colador, espolvoreamos cacao en polvo encima de la crema. Volvemos a repetir todo: poner mitades de fresas por los laterales, galletas cubriendo la base que pintaremos con zumo de naranja y otra capa de crema, que rociaremos con cacao en polvo. Así vamos repitiendo, hasta completar el molde.
- Terminamos el postre con una capa de crema de nata y queso, bien cubierta de cacao en polvo. Podemos poner mitades de fresas por encima o bien, como yo he puesto en la foto, sólo unas mitades en el centro. 
- Tapar con film de cocina y meter en la nevera donde más frío haga. Mínimo necesita unas 3h para que la nata coja consistencia y frío de nuevo. Se puede hacer la noche antes por ej. 

- A la hora de servir, en la misma bandeja, con la ayuda de una espátula amplia podemos ir sirviendo porciones. 

Foto resumen del postre, tanto con las galletas de canelas como con los palitos de bizcocho.
De las dos formas, está riquísimo.



Una imagen del postre antes de servir.


Vista general de la fuente en la mesa.


Detalles del relleno.


Esta es una ración para llevar, en un tupper de plástico.
El cacao conforme va tocando la crema, cambia de color. 
En esta foto podemos ver que aún hay una esquina que no ha cambiado de color
porque la foto hecha recién echado. Es normal. Os lo enseño para que no os asusteis.


Estos son los bizcochos de palitos, como los llamamos en mi casa.
Al tener poca cantidad, los utilicé en el tupper que se llevó un amigo.