Buscar este blog

Translate

martes, 10 de abril de 2018

Sopa de tomate malagueña

Esta sopa la he cenado de pequeña más de un día (y de 2…5…) en casa. Sencilla, económica, llena de sabor y una excelente forma de aprovechar los restos de pan duro, los tomates muy maduros, de comer de forma sana… y tantas cosas buenas que podamos decir.

Hay versiones de esta sopa con chorizo, o tacos de jamón. Yo he comido y visto varias recetas con alguna que otra variante. El cuajar los huevos en la sopa, la verdad que sólo lo he visto en Málaga, pero no se si habrá otros lugares donde también la sirvan así.

Sino tenéis tomates naturales, podéis echar mano a una buena conserva de tomates triturados o enteros pelados. Yo he tenido la suerte que mi amigo Jorge, me trajo una buena remesa de tomates de su campo de Lagos. Tomates cultivados cerca del mar, sin químicos ni productos artificiales. No son ecológicos (porque no tienen la certificación), pero yo les digo que son “caseros” por la forma de cultivar y el mimo que le pone a cada planta. Una sopa sencilla, pero con productos de esta categoría, se convierte en auténtico lujo. Y sin olvidarnos del excelente #AOVE con sello #SaboraMalaga: un zumo de aceituna manzanilla aloreña, suave y aromático, que engrandece todo lo que toca.

¿Nos metemos en la cocina? Pues a lavarse las manos que ya lo tengo todo preparado.

Ingredientes para 4 – 6 personas:
- 1 barra de pan duro
- ½ kilo de tomates maduros (aproximadamente)
- 1 litro de caldo de pollo / verduras
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 1 cebolleta
- ½ pimiento verde (o 1 pequeño)
- 1 diente de ajo
- Sal y azúcar blanco
- Aceite de oliva virgen extra, Anvioro en este caso
- Hierbabuena
- 1 huevo por persona

Preparación:

- Partir el pan en rodajas finas y reservar.

- Pelar los tomates o rallarlos, para no cocinarlos con la piel, que siempre es más desagradable al comer.

- En una cazuela ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra y rehogamos la cebolleta y el diente de ajo, picados lo más fino posible, con un poco de sal. Antes que se doren, añadimos el pimiento partido también menudo y rehogamos todo.

- Añadir los tomates pelados y picados fino. Rectificar de sal y añadir un poco de azúcar, para restar acidez. Dejar sofreír todo hasta que espese y pierdan el agua. En ese punto, añadir fuera del fuego, el pimentón y rehogar rápido.

- Incorporar el pan cortado y mezclar todo. Regar con el caldo preparado y volver a poner al fuego, dejando que todo cueza a fuego medio – alto unos 15 minutos. Rectificar de sal / azúcar si hiciera falta.

- Cuando la sopa haya espesado y esté casi lista, bajar el fuego e ir añadiendo 1 huevo por persona. Con el calor de la sopa, el huevo se cuajará en unos minutos.

- Servir bien caliente, repartiendo la sopa y poniendo en cada plato, 1 huevo y una ramita de hierbabuena. ¡Buen provecho!

Foto resumen de esta rica sopa hecha con restos de pan duro,
excelentes tomates de la #Axarquia y un #AOVE con mucho #SaboraMalaga


¿Tirar pan duro? ¡Ni mijita! Aquí le damos uso a todo.


Con este sencillo plato, vamos armar nuestra sopa.


No puede faltar nuestro oro líquido, y si es #SaboraMalaga tanto mejor


Y este es el resultado. Sólo falta meterla la cuchara antes 
de que se enfríe. ¡Salud!